EL CONCEJAL DE MERCADO: “TENEMOS PRUEBAS CONVINCENTES DE QUE HAN HECHO LAS COSAS MAL”

Los agricultores afectados por el cierre de dos puestos del Mercadillo del Agricultor de La Laguna el pasado 23 de abril, apoyados por la mayoría de sus compañeros vendedores, reclaman que se vuelvan a abrir dos puestos cerrados por no permitir la inspección de las fincas de sus dueños. El responsable del área en el Ayuntamiento, Miguel Ángel González Rojas, recuerda que en febrero de este año los agricultores adquirieron un compromiso de venta de sus productos y de los de las fincas colindantes, extremo que no ha podido ser corroborado por los servicios de inspección municipales en el caso de los puestos ahora clausurados.

Observa González Rojas que en diciembre de 2008 ya se suspendieron cautelarmente las licencias de todos los puestos ante las sospechas de que no se estaba llevando el Mercadillo del Agricultor como tal, sino que adquirían productos en Mercatenerife y otros lugares y los vendían allí, sin ser de cosecha propia. Entonces, dado que tenían datos que corroboraban esto, se suspendieron las licencias cautelarmente con la idea de que el Mercadillo de La Laguna fuese “un Mercadillo como debe ser”, dice el concejal.

Dado que los agricultores querían volver a su actividad y el ánimo del Ayuntamiento era la búsqueda de una solución, tras mantener negociaciones que el concejal califica como “muy buenas” para los interesados, se les permitió no sólo vender sus productos, sino todos aquellos que pudieran adquirir en las fincas colindantes en un radio de acción de 1,5kms.  Firmaron así un compromiso comprometiéndose a esto y, una vez detallados por parte de los servicios de inspección municipal los productos que iban a plantar y que podían adquirir en los terrenos colindantes, se les devolvió la licencia de nuevo.

En los últimos tiempos, explica el edil que en las inspecciones periódicas se ha demostrado que  algunos puestos no están cumpliendo con lo pactado. Es por ello que se le ha abierto expediente a éstos, con la sospecha de que están comercializando productos adquiridos en otros lugares o que no son producidos por ellos o en los terrenos colindantes.

A cada uno de ellos, puntualiza el concejal, se les ha solicitado en dos ocasiones que pongan a disposición de los técnicos biólogos del Consistorio los terrenos, al objeto de corroborar que los productos están plantados, habiendo sido imposible realizar las inspecciones. Cuenta el concejal que a una persona se le citó un lunes y un viernes a las 18:15, y a otra un martes y un sábado a las 18:30 horas, no siendo posible en ningún caso la revisión de las fincas.

“Nosotros sin el permiso o la asistencia del dueño del terreno no podemos meternos allí”, observa González Rojas. Desde el Ayuntamiento entienden que esto obstaculiza la función inspectora municipal y, por tanto, atendiendo al Reglamento del Mercado, resulta una falta grave. Conforme a lo acordado en febrero se han revocado las licencias de estos dos vendedores.

Éstos, por su parte, aluden a que no fue posible acordar los horarios para las visitas de los inspectores. Reclaman, además, que la clausura se ha producido sin expediente administrativo y se muestran molestos también por el “doble rasero” que consideran que tiene el Ayuntamiento respecto del cumplimiento de las normas para el Mercadillo y el Mercado.

El edil insiste en que no solamente se les requirió una vez, sino en dos ocasiones, y asegura que se le está exigiendo no sólo al Mercadillo sino al Mercado, que cumpla con lo que el Reglamento dice. “Continuamente se está intentado que las cosas funcionen como tienen que funcionar. […] Lo que sí está claro es que hay dos expedientes, hechos por los técnicos municipales que tienen todas las garantías para defenderse donde haya que llevarlo: en un contencioso o donde haga falta”, añade.

En cuanto a la acusación vertida por algunos agricultores que señalaban que el alcalde del municipio, Fernando Clavijo, estaba incurriendo en abuso de poder, puntualiza el concejal que ésto es utilizar el cargo que se tiene para fines distintos de los previstos en las normas y en el derecho, mientras que “aquí lo que se ha hecho es aplicar la ley, porque tenemos pruebas convincentes y jurídicamente admisibles en derecho, de que han hecho las cosas mal”.

Cuenta Miguel Ángel González Rojas que este martes tuvo ocasión de pasar por el Mercadillo y de observar, in situ, que tan sólo hay cuatro puestos abiertos. Al parecer, algunos agricultores han cerrado sus puestos para así expresar su solidaridad con sus compañeros. “No entiendo yo si hay que estar solidario con quien no cumple la norma, pero bueno, cada uno es libre de hacer lo que quiera. Pero bueno, ya habría que ver qué medidas se pueden tomar, pero algo que habrá que hacer porque los puestos son licencias para vender productos en un mercado del agricultor, y si están cerrados habrá que tomar alguna medida”, dice el edil.

Asimismo, señala a lo largo de esta semana y la próxima se intentarán adjudicar los dos puestos que ahora quedan libres, tras hacer las inspecciones correspondientes a las personas que ya los han solicitado.

Alternativa Sí se puede por Tenerife pide la dimisión del Concejal de Mercado

Un comentario en “EL CONCEJAL DE MERCADO: “TENEMOS PRUEBAS CONVINCENTES DE QUE HAN HECHO LAS COSAS MAL””

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s