…Y EL OBISPADO ARDERÁ DE NUEVO por Álvaro Santana Acuña. Historiador y sociólogo

Dejemos la pesadilla aguardándonos al final y empecemos por la noticia. El 20 de abril de 2007 en la Plaza del Cristo (La Laguna) fue presentado un nuevo camión de bomberos: una bomba urbana ligera (BUL), que, según afirmó el concejal de Tráfico y Seguridad Ciudadana durante el acto de presentación, está especialmente adaptada para resolver emergencias en el casco histórico. Su característica principal es el tamaño: más corto y estrecho que el de un camión de bomberos normal. Gracias a sus reducidas dimensiones, indicó el concejal, la BUL garantiza una mayor operatividad y maniobralidad en las calles del casco en caso de emergencias, como por ejemplo durante un incendio.

Sin duda, la compra de este vehículo representa una medida acertada, que merece nuestro aplauso. Pero la efectividad real de la BUL parece estar condenada al estrepitoso fracaso, antes incluso de que ni tan siquiera haya echado un chorro de agua dentro del casco histórico. Como ya indiqué tras el incendio de la casa Salazar, sede del Obispado de Tenerife, y repito ahora de nuevo, la rápida propagación del fuego resultó favorecida indirectamente por una circunstancia fundamental: los camiones contraincendios se desplazaron desde el parque de bomberos de San Benito.

Expresado en números significa que la mañana del incendio dichos camiones, al tomar la vía de ronda, tuvieron que recorrer los 4,9 kilómetros que separan el parque de bomberos del Obispado. Una distancia mucho más larga que los 455 metros que hay entre el garaje del ayuntamiento en la calle Herradores y el Obispado. Quiero recordar al lector que en dicho garaje estuvo instalado el parque de bomberos municipal desde su creación hasta los años noventa del siglo XX.

Evidentemente, no se tarda lo mismo en recorrer 4,9 kilómetros que 455 metros. Una diferencia que resulta aún más crucial cuando es preciso apagar incendios en edificios históricos altamente inflamables. Como lo demostraron los casos del Obispado en 2006 y la iglesia de San Agustín en 1964. Por tanto, el emplazamiento del camión de bomberos constituye el primer dispositivo hacia la extinción efectiva de todo incendio dentro del casco histórico. En otras palabras, la inmediata cercanía del camión funciona como el primer manguerazo de agua.

Nadie duda que el emplazamiento es un factor esencial para garantizar el éxito de un nuevo restaurante, una tienda de ropa, una cafetería, una sucursal bancaria o hasta una simple parada de guaguas. Ahora bien, cuando se trata de proteger nuestro patrimonio, se puede ubicar la BUL en el peor lugar posible: el más lejano a un casco histórico patrimonio de la humanidad, un polvorín de tea de quinientos años y mil y una casas.

La BUL puede ser más pequeña que un camión de bomberos normal, el último grito tecnológico y hasta soltar espuma y agua de todos los colores del arco iris, y luego bombearlas a velocidades inimaginables. Pero al estar aparcada en el parque de San Benito, su efectividad real será como la de un camión normal, porque (a no ser que también tenga alas para volar y no nos lo hayan dicho) la BUL todavía tendrá que atravesar los kilómetros inapelables hacia el casco histórico; sumando además los minutos de incertidumbre por el tráfico imprevisible en la autopista del norte y la vía de ronda. Para cuando la flamante BUL llegue a su destino, un simple conato se habrá convertido en un incendio incontrolable como el del Obispado en 2006.

Como ya señalé, más del ochenta por ciento de las viviendas del casco carecen de las más elementales medidas anti-incendios. El Ayuntamiento continúa imperturbable la peatonalización de las calles. Pero aún no ha presentado al público un plan específicamente diseñado para la prevención, detección y extinción de incendios dentro del casco. Los adoquines no se queman, las casas sí.

Finalicemos con una posibilidad estremecedora, la pesadilla apocalíptica que transformaría La Laguna en un infierno de responsabilidades irreparables y conciencias inconsolables. Un incendio se declara ahora mismo, mientras usted lee estas líneas, en el santuario del Cristo; un edificio que, como le sucedió al Obispado, carece de modernos sistemas contraincendios. (Hasta 2011 no se han empezado a instalar tales sistemas en el santuario.) Al recibir la llamada de alerta, la BUL saldría disparada de San Benito para viajar casi al otro lado del mundo. Hoy por hoy, el santuario del Cristo es la “última frontera”, el extremo más lejano del casco histórico para los bomberos. ¡Qué aberración!

El santuario, como todos sabemos, custodia un tesoro artístico y religioso para la ciudad y Canarias, el Cristo de La Laguna. Resumido en números, la BUL tendría que recorrer 5,1 kilómetros (utilizando la autopista del norte y la vía de ronda), frente a los 803 metros que la separarían del garaje del ayuntamiento en la calle Herradores. O, aún más aberrante, apenas 50 metros si la BUL fuese estacionada en el infrautilizado parking subterráneo de la plaza del Cristo – otra posible y magnífica ubicación. La reconstrucción del Obispado ha tenido un elevado precio; la pérdida del Cristo no. Además, no hay que engañarse; la instalación de sistemas contraincendios en el santuario no garantiza al cien por cien la extinción de todo conato.

Hoy, la plaza del Cristo sólo sirve para las fiestas septembrinas, esquivar algún que otro charco y, claro está, para la presentación de la BUL. Para nada se concibe la idea de aparcarla bajo la plaza o en el garaje del ayuntamiento en la calle Herradores y así maximizar, con un emplazamiento privilegiado y práctico dentro del casco, sus formidables prestaciones tecnológicas y su reducido tamaño.

Si las gárgolas de piedra del Obispado pudiesen votar, sin lugar a dudas pronto votarían por ubicar la BUL permanentemente dentro del perímetro del casco histórico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s