SANTANA ACUÑA DENUNCIA LA NULA PARTICIPACIÓN CIUDADANA EN LA GESTIÓN DE PATRIMONIO LAGUNERO

2014-12-18 18.37.362014-12-18 19.01.47

En la tarde de hoy, el historiador y profesor de la Universidad de Harvard Álvaro Santana Acuña ha realizado una ruta guiada por el Casco Histórico acompañado por la geógrafa Noemi Herrera Lorenzo. La visita, que comenzó en una esquina de la plaza de Catedral, se dedicó a analizar el estado actual de las obras de la plaza de la Catedral. Ante la atenta mirada de casi ochenta vecinos que no dudaron en preguntar a lo largo del recorrido, el historiador lagunero hizo un repaso de todo el proceso de reforma de la plaza, insistiendo en la poca participación ciudadana que se tuvo en la redacción del proyecto y en el éxito vecinal al conseguir parar la obra y respetar la historia de la plaza.

Seguidamente, Herrera Lorenzo denunció el creciente número de franquicias en el centro histórico y cómo su implantación descontrolada perjudica al pequeño y mediano comercio tradicional de cercanía y a los residentes. Bajo la premisa de “el comercio tradicional también es patrimonio”, en esta visita se explicó que desde 1999 (tras la declaración de La Laguna como bien cultural Patrimonio de la Humanidad), el número de franquicias se ha multiplicado por cinco. La investigadora también matizó que su posición no es contraria a las franquicias, ya que generan empleo, pero que había que destacar que la presencia de las mismas ha dañado al comercio tradicional lagunero y puso como ejemplo la visita que se realizó a tres establecimientos: la dulcería de la Catedral, la papelería Nobel y la tienda de víveres de la calle Herradores donde terminó el recorrido.

Entre las cosas que comentó destaca que hace tres años, en 2011, de ser un centro histórico con comercios de cercanía que cubrían las necesidades de sus habitantes, el centro ha pasado a ser el área urbana con la mayor concentración de restaurantes, cafeterías, tascas y terrazas de Canarias. Asimismo, se explicó la progresiva y silenciosa transformación de la primera planta de viviendas históricas en espacio de oficinas y la consiguiente expulsión de residentes del centro.

A juicio de los investigadores, actuaciones como las obras de la plaza de Catedral, el aumento descontrolado de las franquicias, el ocaso del pequeño y mediano comercio tradicional de cercanía y la recalificación del uso de la primera planta de viviendas históricas amenazan con seguir destruyendo los valores patrimoniales, urbanísticos y sociales que permitieron la declaración de La Laguna como Patrimonio de la Humanidad.

Herrera Lorenzo y Santana Acuña propusieron una serie de acciones que permitirían compatibilizar la defensa del patrimonio lagunero con una dinamización ciudadana y económica real y duradera.

El acto, que tuvo pasteles ofrecidos por la dulcería de la Catedral, concluyó con unas palabras del presidente de la Asociación de Vecinos Casco Histórico Pablo Reyes, que fue la organizadora del evento, invitando a los asistentes a participar y trabajar para mejorar el patrimonio de la ciudad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s