Políticas sociales por Antonio Alarcó (Portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento de La Laguna)

Antonio Alarcó

Es evidente que una definición clásica de la política es el arte de lo posible y que ha tenido y tiene que evolucionar de forma que siga siendo pionera en la solución de los problemas de los ciudadanos y no el problema de los mismos.

Es por ello que el centro de la actividad política tiene que ser el ciudadano. El individuo, y procurando que no exista ninguno de ellos que teniendo necesidad no sean atendidos, vivan donde vivan. Esto es como principio, pero también es verdad que la solución definitiva de “todos los problemas es utópico”, pero no por ello hay que estar siempre en esa hoja de ruta.

Muestra de todo ello es una vez más la organización y desarrollo de la Intermunicipal Canaria del Partido Popular, que se celebró en Tenerife recientemente, donde uno de los pilares de la misma ha sido las Políticas Sociales, habladas y discutidas con distintos sectores de la sociedad actual, representantes de la administración local, del tercer sector, de la sociedad civil, etc.

Quedó de manifiesto que el crecimiento económico que estamos viviendo es gracias al esfuerzo de los ciudadanos de todas las ideologías y a las reformas del Gobierno de la Nación, y que sigue siendo necesario persistir en ello, no soluciona por sí solas todos los problemas sociales. Aunque el crecimiento económico y el fomento del empleo continúa siendo la mejor política social.

No es menos cierto que no soluciona todos los problemas y que el fenómeno de exclusión social, el paro estructural y por tanto la pobreza (europea, que es muy distinta a la de otros continentes) no se resuelven solo con crecimiento, empleo y mercado libre, pues hay que tomar y se están tomando otras medidas, intensificando más la prevención de la exclusión social y la pobreza. La economía social, fomento del tercer sector, políticas sociales específicas e intensas del rompimiento del círculo vicioso que es la exclusión social son de obligado compromiso y de planificación intensiva.

Por todo ello la aprobación responsable de los Presupuestos Generales del 2016 con un compromiso social claro que representa más del 53,6% del los mismos es una muestra evidente que lo primero es el ciudadano, y donde se reflejan las políticas activas para mitigar y solucionar esta lacra social que tenemos la obligación moral, ética y política de contribuir.

Existen principios básicos en estos momentos que continuarán siendo y que se suman a todo lo anterior como son mejora de la economía, por tanto economía social, y aumento del número de empleos. Y sin lugar a dudas estar todos unidos en la preservación de la unidad de España.

Unidad de España que es uno de los factores más importantes de igualdad de derechos y deberes de todos los españoles, donde la Soberanía Nacional está en los ciudadanos y no en los territorios, contribuyendo todo ello a consolidar un factor económico de primer orden; LA CONFIANZA.

La forma de conseguirlo es con lo que llamamos nosotros las tres E: Experiencia, Empleo y Estabilidad dentro del marco general de España en serio. Todo ello es un contrato social transparente, con sus fortalezas y debilidades, que también las hay. Toca tomarse en serio España que ha sido una máxima continua.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s