La FAV Aguere y las Plataformas no nos representan por Damián Carlos Méndez (Secretario General de ACD)

ciudadanos-vs-fav

Los políticos laguneros dicen que al reunirse con la FAV Aguere y las plataformas influenciadas por sus partidos ya han escuchado a la ciudadanía a pesar de saber perfectamente que no representan sino a una parte ínfima del municipio, concretamente la FAV Aguere la conforman 57 entidades en un municipio con más de mil inscritas en el registro municipal y otras muchas que solo están inscritas en el Registro de Canarias, y de las plataformas casi no hay datos oficiales ya que la mayor parte ni siquiera cumple con los requisitos que se les pide a las demás entidades solo para que se acepte que están ahí, por si fuera poco muchas de las entidades que la conforman tienen un pasado o unos orígenes cuanto menos polémicos debido a sus relaciones con los políticos en el poder, que las han mantenido para justificar la participación ciudadana a pesar de su total y absoluta des-conexión con la sociedad.

La mayoría de estas asociaciones y plataformas con las que los políticos se sacan las fotos se han apoderado de los pueblos y barrios haciendo creer que son los únicos y legítimos representantes de todos sus habitantes, marginando a todas aquellas personas y asociaciones que no entran en el juego de los intercambios de favores y silencios en el que se mueven, y avasallando a las que se resisten con su implacable influencia en los medios de comunicación oficialistas. Sin embargo, la realidad es muy distinta, con la ley que las ampara en la mano, muchas de estas entidades dejaron de cumplir los requisitos para serlo hace años y otras muchas nunca debieron ser consideradas como tales, manteniéndose a base de borrones y cuentas nuevas cada vez que la gente se da cuenta de que los han estado timando para recibir subvenciones por la cara, por ponerla para la foto con el político de turno que siempre vuelve a rescatarlas cuando la cosa se pone fea.

Y es que muchas no saben ni a quienes representan exactamente, por no saber no saben ni como funcionan las asociaciones, lo de ellos es abarcar el mayor territorio o actividades posibles para decir que representan a todos sus habitantes o practicantes y recibir el correspondiente desembolso, ya sea en favores e influencia o en subvenciones directas a cambio de justificar las decisiones políticas que piden directamente en los plenos y medios de comunicación sin ninguna vergüenza, y si la gente se revela cambian de bando un par de meses y todo resuelto, ciertamente esta receta del éxito es muy sencilla, solo hace falta el calor del ayuntamiento para cocinarla, por eso suelen estar más cerca de las oficinas que de las personas a las que dicen representar, por eso y porque no son pocos los que se meten a dirigirlas para montarse un chiringuito o asegurarse de que no les desmantelen los que ya tienen montados en casa.

A todo lo que se le ha incluido la coletilla de ”participación ciudadana” es una enorme farsa, una que han montado unos pocos que actúan como una especie de secta basada en el secretismo, la doble verdad y la mentira oficial, la adoración al gran líder al que le deben su posición y la destrucción de quienes pretendan salirse del grupo o interponerse en su camino, una falsa que todos mantendrán hasta sus últimas consecuencias porque como en toda secta que se precie, sus miembros sienten que le deben todo lo que son y que no hay vida posible para ellos si esta desaparece, y están tan convencidos de que su farsa debe prevalecer por encima de todas las cosas que hasta nos están preparando los colchones para que pasemos la pataleta cuando estamos cabreados y no hayan unas elecciones cerca, básicamente nos ofrecen dos vías, la más correcta y adulona de la FAV Aguere y sus asociaciones de pueblos y barrios y la más conventual y maleducada de las plataformas, con quienes coquetean entre bambalinas tanto unos como otros partidos, hasta con los que dicen que están acabando con el bipartidismo y no hacen sino limar sus asperezas mientras ahondan al resto de la población en Las Dos Españas.

Pero esto no puede seguir así, no solo estamos hartos de esta falsa que no nos representa ni en sus propios términos, sino que no nos sentimos representados por esos elementos que van al ayuntamiento a pedir dinero en nombre de personas a las que nunca les han visto la cara, no nos sentimos representados por quienes dejan que la tecnología se muera de risa en un cuarto mientras en el de alado deciden por nosotros sin cámaras ni micros, no nos representan ni ellos ni los políticos con los que luego organizan peleas más falsas que las de la lucha libre, y mucho menos quienes los dirigen a golpe a de talonario y titular. no nos sentimos representado por unos elementos que o no saben contar o mienten descaradamente, porque no es verdad que la mayoría de la población participe en sus procesos, esas chorradas como la ley pies secos, el primer PGO o el reglamento contra la participación ciudadana solo las apoyan ellos.

No nos representan, y lo más importante, empezamos a darnos cuenta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s