La Laguna reprueba a Clavijo por Santiago Pérez (Portavoz de XTF-NC)

santiago

Ha sido una reprobación en toda regla. La Laguna reprueba al que fue su alcalde hasta hace poco. Y no por un motivo cualquiera, sino por haber intentado engañar a los laguneros en un asunto muy sensible: la defensa del suelo agrícola del municipio.

Una reprobación merecida.

La conducta de Clavijo que ha motivado su reprobación ha seguido al pié de la letra el maquiavelismo chusquero de toda esa camada de cachorros de Coalición Canaria, adictos al poder. Esa adicción les produce el delirio de que todos los demás son tontos y que el engaño es la forma habitual, la más natural, de actuar en la política.

Ocurrió a finales de la pasada legislatura.

La Laguna lleva más de dos lustros atenazada por el sistema viario previsto en el Plan Insular de Ordenación y en el Plan Territorial del Sistema Viario del Área Metropolitana, que hipoteca su autonomía para formular un Plan General de Ordenación acorde con sus intereses –como cualquier otro municipio–.

En la crónica oficial de Tenerife de las tres últimas décadas, casi nada es lo que parece y casi nada de lo que parece es. Y así ocurre con las coartadas utilizadas para justificar un sistema viario diseñado sobre y contra La Laguna. Sus finalidades reales: a) resolver los problemas de accesibilidad a Santa Cruz con la fórmula de siempre: más carreteras; b) urbanizar La Vega de Aguere; c) desarrollar una gran Zona de Actividades Logísticas (126 Has., el doble que el Polígono San Jerónimo en La Orotava) prevista por el Plan General de Santa Cruz sobre terrenos adquiridos como rústicos “a caballo de la Vía Exterior. Al lado de ésta, otras operaciones especulativas made in ATI son un juego de las casitas.

Por eso Coalición Canaria no quiere ni puede suprimir ese viario. Porque ellos mismos lo idearon al servicio de los intereses que representan. Y eso son palabras mayores: lo fueron para Melchior y Oramas y lo son ahora para Clavijo

Esa malla viaria, de ejecutarse, resultaría devastadora para un patrimonio de suelo agrícola que debe ser preservado “de la urbanización y las infraestructuras” “por el carácter estratégico de su valor productivo y paisajístico” estén o no en cultivo. Así lo establece la directriz 62.1. Esa es una de las razones por las que Clavijo quiere borrar con su Ley del Suelo hasta la “Memoria” de las Directrices.

Pues bien: después de intentar por todos los medios librar a La Laguna de ese collar asfixiante –sin obtener nasa más que cínicas promesas de los jerarcas de ATI, patrones de la agricultura en las romerías y de la construcción en el Boletín Oficial–, el Pleno del Ayuntamiento aprobó por unanimidad una Proposición de Ley en defensa del suelo agrícola de La Laguna. Era un último cartucho. Se pedía al Gobierno, al Cabildo, a los Grupos Políticos, y a todo quisque con capacidad de iniciativa legislativa, que la presentaran y la defendieran ante el Parlamento de Canarias. Clavijo presidió aquel Pleno y votó a favor de la propuesta.

Poco después (cómo no, en vísperas de elecciones) el Parlamento tomo en consideración por unanimidad la Proposición de Ley que presentó Nueva Canarias, ya que el resto de los actores dio la callada por respuesta al SOS lagunero.

Dejaron morir la iniciativa, que caducó al sonar el gong del final de la convocatoria de elecciones.

Iniciada la nueva legislatura, Nueva Canarias volvió a presentarla. Y acaba de ser rechazada por el Gobierno presidido por el propio Clavijo, por Coalición Canaria, PSOE y PP escudándose en un dictamen del Consejo Consultivo en el que no se formula ninguna pega de inconstitucionalidad. Y sí varias consideraciones de oportunidad, basadas en el más absoluto desconocimiento de las tribulaciones de La Laguna con este asunto. Sólo Podemos, haciendo honor a sus compromisos, la respaldó.

La justificación de la Moción de reprobación aprobada ayer por el Ayuntamiento dice “La conducta del Sr. Clavijo en todo este proceso, votando a favor de la Proposición de Ley como alcalde de La Laguna y oponiéndose a la misma como presidente del Gobierno y como líder de Coalición Canaria, es simplemente incalificable”.

Y el Acuerdo: “La Laguna expresa su reprobación al rechazo de la Proposición de Ley en Defensa del Suelo Agrícola y de la Autonomía de La Laguna por parte del Gobierno de Canarias y de los Grupos Parlamentarios que le han secundado.”

La obsesión de Coalición Canaria por mantenerse en el poder a toda costa en La Laguna ha llevado al Ayuntamiento a tal situación, que la reprobación a Clavijo salió adelante con el voto de Unid@s Se Puede, Ciudadanos y XTF-NC. Hizo falta la abstención del PP y la ausencia del Alcalde. A Clavijo sólo le defendieron los suyos y lo que va quedando de un PSOE lagunero en estado de ruina.

Pero al fin justicia, frente a la deslealtad y el engaño. Poética, pero justicia.

De una reprobación como ésta no hay constancia en los Anales de La Laguna. Sé de antemano que todo el oficialismo le pondrá la sordina al Acuerdo del Ayuntamiento. Que Clavijo pontifica en Samos, mientras su Ciudad le reprueba por su deslealtad y su engaño. Pero ahí queda: para la pequeña historia de La Laguna. La que hará cualquier historiador independiente, que tendrá que empezar separando los hechos de la propaganda del Régimen de poder instalado en Tenerife. Desde hace demasiado tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s