Clavijo, Oramas y las franquicias por Santiago Pérez García (Portavoz de XTF-NC)

santiago

Menos mal que se están disputando un solo escaño. Porque se están gastando dinero como si aspiraran a copar los 15 diputados que le tocan al Archipiélago.

Vallas a tutiplén (por el número, las dimensiones y la ubicación, que es como se tarifan); omnipresencia en programas radiales, justa compensación del dinero público que vuelcan en determinadas emisoras (claro: es dinero público, el de publicidad institucional – -del Ayuntamiento de La Laguna, por ejemplo, más de 1 millón de euros al año–, pero las contrapartidas son privadas, para CC); programas televisivos, aparentemente informativos pero también pagados; y banners donde quiera que vayas.

Yo estoy hasta el gorro de que me salga Oramas con cara de angelical criatura cada vez que abro un periódico digital: si abro El Periódico, o El País o cualquier otro para chequear las encuestas de última hora y, sin pedirme permiso, me sale Oramas.

Y me digo a mi mismo: Santiago, no de das cuén, eres un poco tonto!!!

Porque en realidad, me sigo diciendo, el escaño al que aspiran Clavijo, Oramas y Cía es el único escaño, el de verdad, el que SÍ representa a los canarios. O séase que el 93% de los canarios que van a votar a los otros 14 diputados que van a ser elegidos, si las encuestas no fallan, mejor se quedan en casa.

Porque el resto de candidatos son eso: FRANQUICIAS canarias de los partidos estatales. Así lo ha sentenciado Clavijo, que todavía no se ha enterado que es presidente de una Comunidad Autónoma. Por eso se permite llamar tontos a 9 de cada diez canarios que el 20-D confiaron un solo escaño a Coalición Canaria, en lugar de proclamarla partido único. Canarios que se empeñan, según las encuestas, en persistir en el error.

Sólo le faltó exigirles a los candidatos de todos los demás partidos que vayan por la calle con un cartelito, un sambenito vamos, con la leyenda “No me votes, no te represento”.

La ambición desmedida sumada a la ignorancia forman un cóctel explosivo para la convivencia democrática. Es que ni se dan cuenta de que esas actitudes y esos prejuicios interesados son la contra de la tolerancia, del respeto al pluralismo de intereses, de ideas, de sentimientos, que enriquecen a la sociedad canaria. Canarias es esa pluralidad. Y no la mitología guanchinesca tras la que pretenden despistar lo que Coalición Canaria representa.

Puro franquismo sociológico (para ser moderados): Canarias es Coalición Canaria. Lo que no es o conviene a CC, ni es ni conviene a Canarias. Da lo mismo que los canarios elijan a 14 diputados de otras candidaturas y tan sólo 1, es decir Una, de CC. Los demás son franquicias y hay que impedir que las franquicias “decidan sobre los intereses de Canarias”. Es evidente que a Clavijo sus preceptores sólo le enseñaron las mañas del poder, las de siempre, las del viejo caciquismo. Por lo que se ve, de valores democráticos nada de nada. Cómo le iban a enseñar cosas que desconocen, valores en que no creen.

Ahora, en honor a la verdad, PP y PSOE se lo tienen merecido: llevan 23 años disputándose el dudoso honor de lamerle el felpudo a CC a cambio de compartir las migajas del Gobierno. Y en los últimos tiempos, a peor la mejoría. Que el PSOE aceptara que Pedro Sánchez viniera a firmar en Canarias un pacto de gobierno sobre las Instituciones canarias, fue permitirle a los de CC autocumplir sus propias insidias: ¡lo ven, los socialistas canarios no pintan nada, son una franquicia!.

Después de media vida lidiando con esta gente, créanme: no les arriendo las ganancias a los que están disputando el escaño solitario que quiere Ani Oramas. Porque estarán experimentando en carne propia todas las trampas, ruindades, abusos propagandísticos, almuerzos gratis total, manipulación de las Instituciones (sin ir más lejos, ayer en La Laguna bloquearon todo el tráfico en la ciudad para presentar unas guaguas nuevas de Titsa, Carlos Alonso con el hisopo)…

En realidad, las elecciones generales les importan un jigopico. Están jugando a la lotería, a ver si 1 escaño, un solo escaño entre 350 decide algo. Y entonces, a cambio de ese escaño pa´ lo que gusten mandar, lograr que Ferraz o Génova les vuelvan a ofrecer sus franquicias en Canarias, atadas de pies y manos, como rehenes de un Régimen de poder que ya va camino de durar más que la dictadura franquista.

Ese Régimen sí que es una franquicia, de unos cuantos personajes desde Las Teresitas a los papeles de Panamá. De esos que miran desde el palco (como Gil cuando el Atlético) a Clavijo, a la “guerrera guanche” (hay que joderse!!) y al resto sudando la camiseta. A esos SÍ NOS representan, como dicen las vallas de JFT en la carretera de Tejina. ¡Y tanto!

Porque para franquicia, lo que se dice franquicia, Coalición Canaria. Y no precisamente del pueblo canario.

PD. Güenos mal que, en un rapto de inspiración, el alcalde de La Laguna acaba de definir al “nacionalismo” de Coalición Canaria como “integrador” (El Día, domingo19); porque si llega a ser “desintegrador”, que Dios nos coja confesados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s