EL AYUNTAMIENTO LAGUNERO INCUMPLE EL ACUERDO PLENARIO DE PRESERVAR LAS CASAS TERRERAS

Casa calle Bencomo

Rubens Ascanio, portavoz de Unid@s se puede en el Ayuntamiento lagunero, ha informado sobre el expediente relativo a la obra que se está desarrollando en la calle Bencomo número 16, que afecta a una casa terrera dentro del Plan Especial de Protección del Casco Histórico (PEP).

El proyecto redactado plantea el derribo parcial de la fachada de una casa terrera centenaria con cubierta de teja y la construcción en la trasera de la edificación de una estructura de dos plantas. En el expediente del Servicio de Gestión del Casco Histórico de la Gerencia de Urbanismo informó a 5 de agosto favorablemente a la licencia de obra mayor y el proyecto presentado que implicaba el derribo de buena parte de la fachada de la edificación, para hacer una zona de garaje, y los muros traseros para construir una nueva edificación de dos plantas. El elemento que justifica esta autorización es que la edificación no está protegida en el actual catálogo del PEP, con lo que los importantes cambios estructurales previstos en la licencia serían admisibles.

Ascanio recuerda que el artículo 54.1. de la Ley 4/1999 de 15 de marzo, de Patrimonio Histórico de Canarias, establece que “La utilización de los bienes integrantes del patrimonio histórico de Canarias se llevará a cabo según las normas específicas que les sean de aplicación en función del grado de protección que se les haya asignado, sin poner en peligro los valores que aconsejan su conservación y que cualquier cambio de uso deberá ser autorizado previamente por el Cabildo Insular correspondiente”. Igualmente señalan que el artículo 170.5 de las leyes de directrices establece que las licencias otorgadas sin autorizaciones previas exigidas por la legislación sectorial “serán nulas de pleno derecho”.

Con respecto a esta obra y cumpliendo la normativa vigente, tras diez años de incumplimientos por parte de los responsables municipales, el área de Juventud, Igualdad y Patrimonio Histórico del Cabildo, emitió un informe con respecto a esta licencia de obra mayor en el que se establece que, aunque no se encuentre catalogada, “dicho inmueble y pese a conservarse parte de la edificación existente, a juicio del que suscribe, se trata de un buen ejemplo de arquitectura tradicional de casa terrera en buen estado de conservación que cuenta con valores patrimoniales, por lo que desde el punto de vista de la protección y conservación del patrimonio histórico se entiende desacertado y suponen una alteración y pérdida de sus valores patrimoniales…”. En vista a este expediente la Consejera Insular del Área resuelve denegar la conformidad al otorgamiento de licencia, y además el informe recomienda la modificación del catálogo que se promueve en la revisión del PEP para incluir en el mismo todas las edificaciones del polígono 26 donde se ubica esta construcción.

El portavoz de la formación lagunera considera muy grave que a pesar del informe, presentado en tiempo y forma por el Cabildo, la Gerencia “autorizara el derribo de parte de la edificación a cinco de agosto, tres días después“.

Según Ascanio, con este ejemplo se certifica el peligro que supone para el patrimonio lagunero que durante una década no se hayan remitido las licencias en el ámbito el PEP al Cabildo, que posiblemente podrían haber supuesto que algunas pérdidas irreparables del patrimonio colectivo no hubiesen desaparecido o sufrido una modificación importante.

Recuerda que esta idea se reflejaba claramente en el dictamen tratado en la Comisión Insular de Patrimonio del 5 de noviembre de 2015, que respondía a un informe emitido por la Gerencia de Urbanismo del 1 de abril, elaborado por el Grupo de Investigación de Derecho Administrativo de la Universidad de La Laguna. En el mismo se establecía con rotundidad que “…desde hace una década el Ayuntamiento de La Laguna viene otorgando licencias urbanísticas en el ámbito del Conjunto Histórico incumpliendo sistemáticamente la obligación de obtener, ya sea la autorización previa, o ya sea la previa conformidad de este Cabildo que, como se verá, son exigidas por la Ley”.

No solo eso, el informe apunta que el rastro de “dicha omisión ha sido en gran medida voluntaria” y además que “multitud de actuaciones permitidas por ese Ayuntamiento han sido llevadas a cabo sin obtener ni autorización, ni previa conformidad, con lo que inevitablemente en muchas intervenciones que han variado la fisonomía del Conjunto Histórico de La Laguna no ha existido control alguno de este Cabildo”. El portavoz de Unid@s se puede considera que este caso es un ejemplo claro de la necesidad de tener un órgano que audite la gestión del patrimonio y que vigile el cumplimiento de la legalidad del Patrimonio en Canarias.

Ascanio recuerda que además su grupo ha promovido una moción con propuestas específicas para preservar las casas terreras, que fue aprobada en el Pleno de junio, con un acuerdo para articular medidas que en este caso “evidentemente se ha incumplido”. Indican finalmente que darán traslado de esta documentación a sus servicios jurídicos y pedirán la comparecencia de la concejala de Patrimonio, Candelaria Díaz, en el próximo Pleno ordinario para que la responsable del área explique cómo no se atendió el dictamen del Cabildo en este caso, que “ha supuesto una nueva pérdida de unos bienes patrimoniales que son colectivos”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s