La bandera de las siete estrellas: un símbolo de paz y de identidad por José Luis Hernández (Concejal de Unid@s se puede)

José Luis Hernández

Este 22 de octubre se conmemora el 52 aniversario de la aparición de la denominada popularmente como la bandera de las “siete estrellas verdes”, una enseña surgida en la Dictadura y que trascendió de los grupos que la utilizaron por primera vez, para consolidarse como símbolo de la defensa de la identidad cultural de las Islas y como estandarte en festejos populares, celebraciones familiares, actividades deportivas, movilizaciones ciudadanas,…

Los símbolos identitarios, independientemente de su origen, se van dejando moldear y acaban acomodándose a la forma de pensar y los intereses del pueblo que los hace suyos y los siente y defiende a su manera. La bandera nacional canaria, a pesar de no gozar de oficialidad, se ha convertido en un emblema popular de gran arraigo y aceptación entre nuestra gente, quizá en el más nítido de la canariedad, capaz de superar ideologías y de convertirse en un referente de la unidad del archipiélago.

Otras banderas no oficiales pero que representan a colectivos, reivindicaciones o formas de pensar, como la republicana, la del colectivo LGTBI, la gitana, la wiphala o bandera indígena, la palestina, la saharaui,…, han merecido reconocimiento de instituciones políticas y han ondeado en lugares destacados de sus sedes.

En Canarias, cabildos como los de Gran Canaria, Lanzarote o Fuerteventura y ayuntamientos como los de Santa Cruz de Tenerife, Arico, Güímar, Tías, San Bartolomé,…, recientemente han aprobado acuerdos de reconocimiento a la bandera de las siete estrellas verdes en su aniversario.

Y no es la primera vez que esto sucede; hay referencias históricas del acto simbólico de colgar la bandera canaria en la fachada de ayuntamientos, como ocurrió en 1979, en plena Transición, en Las Palmas de Gran Canaria, Telde o Santa Cruz de La Palma. En La Laguna el Pleno salido de las primeras elecciones tras la Dictadura, con Pedro Gonzalez (PSOE) al frente de la alcaldía, el 7 de mayo de 1979 aprobó mayoritariamente una moción para que la bandera canaria con las siete estrellas verdes ondeara en el exterior de las Casas Consistoriales, acuerdo que se hizo efectivo durante meses.

Quienes se oponen a estos homenajes simbólicos y pacíficos, casi siempre representantes del nacionalismo español más recalcitrante, suelen alegar que la legalidad no ampara tales actos y que estamos ante una bandera inconstitucional. Nada más lejano de la realidad, expertos en derecho constitucional, como el profesor Miguel Ángel Presno Linera, de la Universidad de Oviedo, consideran que cuando se alude a la constitucionalidad, lo que se quiere decir es que hay una bandera oficial del Estado español y que “el resto no es que sean inconstitucionales, sino que no son las oficiales“.

En el último Pleno ordinario de La Laguna, celebrado el pasado 13 de octubre, defendí una moción para que nuestro ayuntamiento reconociera la bandera de las siete estrellas verdes como uno de los símbolos colectivos con los que se siente identificado el pueblo canario y para que fuese enarbolada en algún lugar destacado de nuestro Ayuntamiento durante la semana del 22 de octubre, en conmemoración de su 52 aniversario.

Es indudable que estamos ante una cuestión política en sentido amplio, pero pretendíamos que la iniciativa superase la disputa política puramente partidista y buscábamos como único objetivo el reconocimiento de un símbolo popular que representa como pocos la identidad cultural de Canarias. Sin embargo la reacción de los partidos que representan a la derecha centralista y defensora del nacionalismo español, el PP y Cs’, fue muy beligerante, intentando convertir un acto pacífico en una innecesaria guerra de banderas.

En 1979 la oposición a que la bandera canaria ondease en los balcones de las casas consistoriales de La Laguna, por parte de la derecha española de entonces, ni de lejos fue tan belicosa e intolerante como lo es hoy en día la de sus herederos políticos, sin lugar a dudas con mucha menos madurez y capacidad para el debate.

Siguen siendo muy poderosos los sectores de la sociedad canaria a los que les preocupa mucho que nos desneblinemos, que venzamos la neblina que oscurece nuestra conciencia y que tratarán de buscar absurdas guerras ante símbolos que solo representan paz y unidad.

Anuncios

Un pensamiento en “La bandera de las siete estrellas: un símbolo de paz y de identidad por José Luis Hernández (Concejal de Unid@s se puede)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s